Windows 10 en Raspberry Pi: Conclusiones

En nuestro último artículo, tirando un poco de clickbait, nos referíamos a instalar Windows 10 en la Raspberry Pi 3 y llegar a usarla como un PC. No sería la primera vez que se hace referencia a eso de Un PC por menos de 35€, pero ¿es realmente funcional? Veamos!

Arranque del sistema

Para empezar ya os digo que la tarjeta microSD que utilicé en la instalación era de 32Gb pero no de las más rápidas del mercado, por lo que los resultados pueden ser mejorables, aunque no creo que sea muy determinante en términos generales.

Al iniciar el sistema, ya nos damos cuenta que el hardware no es comparable con el de un PC al uso. Más bien recuerda al arranque de un viejo ordenador con Windows 98 y no muy optimizado, pero aun así considero modesto el tiempo de carga del sistema.

Algo interesante que se observa tras iniciar, es que la hora del sistema no es correcta, ya que la Raspberry Pi no almacena la hora, por lo que hasta que el sistema no consulta la hora de los servidores no aparecerá una hora correcta.

Navegando por la red

Cuando arrancamos lo primero que vemos entre los iconos del escritorio es el logotipo de Edge, y dado que el mínimo exigible a cualquier PC viene siendo que navegue por internet, vamos a iniciar el navegador de Microsoft.

Desde que arrancamos el navegador hasta que carga al 100% la página que nos da la bienvenida a Edge, pasan unos 35 segundos. No es rápido, pero ya que teníamos el cuerpo hecho a lo que nos íbamos a encontrar, tampoco es que se haya desviado mucho de lo que esperábamos.

Cargar la web de Google, supone unos 9 segundos, y desde que metemos usuario y clave en Gmail hasta que se nos presenta nuestra bandeja de entrada, pasa casi 1 minuto. Esto si es más grave, es excesivo y no es operativo a mi entender.

Cuando cargamos una web como la del diario deportivo con más visitas de España (Marca), la carga se realiza en 30 segundos, y navegar por la web aunque está lejos de ser fluido, se puede navegar.

Instalación de Paint.net

Utilizando el navegador Edge, hemos accedido a la web de dicha aplicación, la hemos descargado (bastante rápido por cierto) y hemos comenzado el proceso de instalación.

La primera idea era elegir un programa típico de ofimática (Libreoffice) pero pensamos en probar antes con Paint.net por suponer que era algo una aplicación más ligera de instalar.

La instalación tardó bastante, entre descomprimir, y avanzar a través de los pasos de instalación, echamos más de 20 minutos durante los cuales se quedó en modo No Responde en un par de ocasiones. El proceso de instalación luego permaneció en la fase Optimizando el rendimiento durante más de 30 minutos, por lo que lo dejamos ahí sin contar a partir de entonces el tiempo que transcurrió.

Uso de Paint.net

Tras dejar desatendida la instalación de Paint.net, tratamos de arrancar la aplicación. El tiempo de inicio de la misma rondó 1 minuto. Pero es que además, cuando tratamos de pintar un trazo a mano alzada, nos damos cuenta que es imposible. Los trazos se cortan o se mueven debido a la lentitud del sistema.

Conclusiones

Las conclusiones tenemos que contextualizarlas, y es que es muy probable que de usar una microSD más rápida, los resultados mejoren con respecto a lo que hemos observado. No obstante dudamos que llegue a convertirse la Raspberry Pi 3 con Windows 10 ARM en un PC plenamente funcional para trabajar.

Para nosotros, queda claro que Windows 10 ARM no es operativo sobre este hardware, aunque también es cierto que no fue pensado para hacerlo correr sobre él. Mucho debería mejorar el rendimiento de futuras versiones para que varíe tal situación.

Dicho esto, eso de PC con Windows 10 por menos de 40€ queda totalmente desmentido.

Pero ¿Todo lo que tenemos que decir es malo?, pues no, que Microsoft presente versiones de Windows 10 para ARM siempre es una buena noticia, allana el terreno hacia otras placas más potentes y si apuesta por ello es porque tiene planes de futuro sobre la arquitectura ARM.

Con estas conclusiones finalizamos el artículo de hoy, no dudéis en enviar vuestras dudas, inquietudes u opiniones a través de RRSS o correo electrónico. Un saludo!